Emprendedor vs Programador

Comparte!

Cuando se acercan familiares, amigos u otros conocidos – que su profesión nada tiene que ver con la tecnología – pero buscan algún consejo tecnológico. Suelen complicarse más de la cuenta con tanta palabrería técnica y evitan inmiscuirse demasiado a pesar de su necesidad.

Cuando, por ejemplo quieren emprender, y la idea de construir un sitio web, aplicación o solución tecnológica ronda sus cabezas. En la gran mayoría de esos casos, puede ser una situación abrumadora. Sobre todo cuando son demasiados conceptos nuevos y aprender por cuenta propia se asemeja a “inventar la rueda”.

Si es diseñador, programador u otro especialista, muchas veces no importa. Mientras la necesidad quede cubierta y llegue a “buen puerto”. Pero la búsqueda por un colaborador que cumpla con los requisitos, ahí comienza.

Todo emprendedor por definición requiere de cubrir a bajo costo y en poco tiempo cualquier necesidad, entonces, la disputa cliente-proveedor, a partir de ello, se hace ardua. No olvidemos que el time to market de un proyecto, hoy por hoy es bastante relevante. Puede diferenciar de un proyecto exitoso de uno que fracasa. Cómo dice mi “viejo”, “El que da el primer golpe, lo da dos veces”.

Es fundamental saber el qué, cómo, para qué y/o para quién entre muchas otras interrogantes básicas. Todas ellas son parte del “modelo de negocio” que el emprendedor debiera tener claro al momento de querer llevar su idea a cabo.

Eso no significa que tenga que tener todo resuelto, pero es bueno trabajar bajo la premisa de “equivocarse rápido” porque significa “equivocarse barato”. Representa una manera de trabajar bajo la dinámica de prueba y error más eficientemente en pos de la validación de un negocio.

Obviamente, tener todas estas definiciones en el papel nunca son garantía de éxito pero son necesarias para comenzar. Un modelo te puede servir para evaluar factibilidades, actores clave e interesados que finalmente te llevan visualizar de mejor manera y estimar el potencial de un proyecto. Para ello utilizar técnicas de ideación, diseño y factibilidad como canvas, fast idea generator o foda pueden ser útiles a la hora de empezar con esta tarea.

Como primer acercamiento al éxito es relevante considerar la relación entre ambas partes, como una suerte de “simbiosis”. La idea del “win-win” o todos ganan no es descabellada. ¿Cuántos proyectos han fracasado por un equipo de trabajo mal “cuidado”?, o ¿Cuántos otros por obsolescencia forzada por un mercado que avanza más rápido que tu desarrollo?. La hegemonía de ambas partes, sin duda juega un rol a considerar.

El segundo punto, la comunicación. Seamos francos, los programadores tenemos una fama que nos precede. Nos suelen culpar ante cualquier falla, de abandonar proyectos a su merced o no empatizar con el usuario. Cuestiones que por supuesto puede tener un asidero justificado en algunos casos, pero por ningún motivo es el origen. Lo que realmente sucede, es que es muy frecuente encontrar una alta falta en desarrollo de habilidades blandas entre nosotros, los “informáticos”. Y es que nuestro trabajo a ratos conspira en favor de ello.

Por lo demás, son los clientes quienes nos dan la batuta y nos instan a que les guiemos, pocas veces sabemos qué hacer. Eso no es todo, el cliente, puede que sin saber, suele obviar o ignorar conocimientos y decisiones que permitirían un mejor entendimiento. En un escenario aún más extremo, ni siquiera les interesan. Desconoce que algunas de sus propias necesidades requieren su voluntad de liderazgo y voluntad de aprendizaje para avanzar.

El tema de fondo pasa en considerar esta brecha comunicacional que más que un problema puede ser una oportunidad para acercar las intenciones. Si es tu caso, el que no te entiendan. Dibuja, diagrama, muestra algo que pueda ver, sencillo y sin tanto detalle para que se entienda. Sirve de sobremaneraconocer los intereses de tu contraparte, cuál es su área de expertise y negocio.

Cualquier ejemplo contextualizado en alguna de estas premisas, coloca la conversación en términos conocidos. La gente suele escapar de la informática porque creen que está por sobre su entendimiento. Y es difícil explicar que no es así. Pero contradictoriamente celebran cuando logran dominar el conocimiento que ellos mismos creían imposible.

Más de alguna vez, he escuchado a familiares y amigos explicar lo que hago a otras personas, en donde la descripción más recurrente es que “lo que hago es chino para ellos”. Pero cuando les ha dado la curiosidad, a mi la paciencia y claridad. Les he explicado, la sonrisa y los ojos brillantes no se les quitan fácilmente, desbordan felicidad por haber entendido. Entre risas, suelen afirmar que ahora “son más inteligentes”. Lo cual, a todas luces, aunque muy probablemente sea cierto, no ha sucedido a raíz de la explicación. Lo cierto es, que no ha sido porque ahora entiendan de informática necesariamente. La informática asusta al que no la entiende y es un fantasma que como ingeniero informático, me he propuesto espantar.

Comparte!